“El darse cuenta” Chestnut Bud (Brote de Castaño de Indias)

Por Claudia Belou

Chestnut Bud pertenece al grupo de “Falta de interés por la circunstancia presente”. ¿Y por qué pertenece a ese grupo? Porque la persona en este estado no presta atención a lo que va viviendo. Cada experiencia de vida trae un aprendizaje. No obstante en muchas ocasiones algunas personas olvidan lo que han hecho o las circunstancias que han vivido en el pasado, y vuelven a caer en el mismo error una y otra vez. Encuentran difícil aprender de las experiencias cotidianas y tienen mala memoria. Olvidan todo fácilmente y además tienen dificultad en escucharse a si mismos y por consiguiente no pueden escuchar los mensajes de su cuerpo ni de su alma.

Otro aspecto interesante es el que produce Chestnut Bud con quienes tienen dificultades de aprendizaje a todo nivel:  esto abarca un amplísimo espectro, desde lo escolar, en la vida, en el habla, en el desarrollo intelectual, en las capacidades motrices, hasta en la forma de relacionarse con los demás. Despierta las capacidades cognitivas y también las de aprendizaje y hace que la persona pueda abrirse al conocimiento, acelerando el proceso de captación en cualquiera de los casos mencionados, y mejorando las capacidades en todos los ámbitos de la conciencia física y mental

El estado negativo de Chestnut Bud, se relaciona también con hábitos que uno no puede cambiar. Con cosas que uno hace en “piloto automático” y que no se da cuenta que sigue manejando de la misma manera a lo largo del tiempo. Algunos ejemplos podrían ser, repetir parejas que no convienen, fumar sin darse cuenta de que enciende dos o tres cigarrillos y no recuerda donde dejo los anteriores, relacionarse repetidamente con gente que tiene los mismos hábitos nocivos. Etc.  Chestnut Bud nos pone de frente con lo negativo de esos hábitos y nos permite entender que podemos cambiarlos si lo deseamos. Simplemente nos hace tomar consciencia de aquello que antes no podíamos darnos cuenta que hacíamos y nos pone frente a una elección posible.

Si la persona incurre varias veces en el mismo error, puede castigarse a si misma por no haberse dado cuenta de la equivocación y volver a caer en los mismos comportamientos, acciones o pensamientos. Esta flor  trae mucha conciencia de lo que cada uno está realizando en el momento. Permite a la persona estar “presente”  en las situaciones cotidianas. Le da la posibilidad de estar atenta en cada momento, sumando a lo ya aprehendido.

También es una flor de Bach que actúa en los casos de quienes no desean crecer para no hacernos cargo de nuestra propia vida,Y esto puede referirse a niños como también a adultos que se niegan a hacerse cargo de su propia vida y siempre andan buscando alguien que los cuide como si aún fuesen niños. Lo que se desarrolla aquí es la capacidad de entender todo aquello que antes se pasaba por alto, ya que justamente despierta la conciencia. Para quienes no desean ver lo que sucede, se niegan a avanzar, o prefieren no escuchar lo que su entorno le dice tomando una actitud de ignorar lo que realmente sucede o es.

El castaño de Indias ayuda a capitalizar experiencias del pasado y verlas como una parte del crecimiento emocional  para evitar tropezar dos veces con la misma piedra.

En las personas que trabajamos con otros, Chestnut Bud, permite ser conscientes de cual es la postura personal con respecto a los resultados que esperamos en el otro. Verlo con claridad y ayudarlo también a darse cuenta de cual es su actitud frente a las situaciones que le tocan resolver. Nos permite ser espectadores objetivos y muy atentos, y a captar el verdadero sentido de lo que el otro esta tratando de transmitir, no solo desde la palabra sino desde su lenguaje no verbal y desde su energía y fuerza interior.

En definitiva, ver con los ojos, escuchar con los oídos, pero también estar presente con mente, corazón y alma en las situaciones que cada día debemos enfrentar.

 En los tiempos presentes nos  ayuda comprender el mundo tal cual es, sin obviar lo ya aprendido, que, sumado al estar aquí y ahora, servirá como guía en el camino de la autosuperación y del aprendizaje de vida tanto de la persona consigo misma como con su entorno.

Darse cuenta de donde uno esta y quien es, es el trabajo del alma en estos tiempos que corren. Chestnut Bud es un aliado en esta búsqueda y un certero consejero combinando la  conexión con la experiencia de las cosas aprendidas y el estar presentes en todo momento.

Una flor que vale la pena probar en la búsqueda  del desarrollo personal, en cualquier area de vida.