Walnut y los cambios

Por Claudia Belou

 

En el espectro de las 38 flores que componen el sistema, hay 7 grupos determinados que, según su creador, Dr. Edward Bach,  abarcan todas las emociones del ser humano, a veces con una sola esencia floral y otras con la combinación de algunas de ellas. Es impresionante ver la cantidad de combinaciones posibles que se crean usando entre 1 y 7 flores (la máxima cantidad para realizar una mezcla) y los efectos que las mismas pueden producir, sabiendo que además para cada persona las emociones son diferentes y por consiguiente los efectos pueden tener matices totalmente diferentes entre una y otra.
 
Cuantas veces en la vida debemos cambiar cosas? Muchas de estas veces los cambios vienen provocados por algún factor externo y el hecho de tener que hacerlos nos produce todo un esfuerzo de adaptación. Sabemos que dicho cambio es necesario y no ponemos resistencia pero aún así la sensación intima es de tal vez inadecuación con las cosas que nos llegan, no terminar de sentirse bien en la nueva situación.
 
En estos casos es muy probable que la persona no avance, y se quede en una ligera sensación de bloqueo interno, como si estuviera en el umbral, pero aún así ni retrocede ni termina de avanzar. Un ejemplo de esto podría ser una separación. La persona sabe que es lo que es mejor para si misma, no extraña su vida anterior, mas no parece abrirse a la posibilidad de una nueva vida y queda ensimismada, sin posibilidades de sociabilizar nuevamente, metida para adentro y sintiendo que algo le impide fluir en el cambio y seguir avanzando. No es tal vez un factor racional consciente, sino una sensación inmanejable de estar trabado en algún lugar que no podemos identificar que obliga a actuar como un piloto automático dando vueltas sobre lo mismo sin posibilidad de terminar el proceso de cambio.
 
Walnut es una flor del sistema Bach que cubre dos aspectos diferentes: el primero es este de permitirnos una rápida adaptación a cualquier cambio que debamos enfrentar, tanto interno (cambios fisiológicos como la dentición, el destete, la pubertad, el embarazo,  la menopausia o andropausia, etc. y también cambios en la evolución de la persona manifestados en forma de procesos o cuestionamientos, que aparecen a lo largo de las distintas etapas de la vida), como también los provocados por factores externos (mudanza, cambio de trabajo, separación, pérdidas, partida de los hijos, etc). Ante cualquiera de estas situaciones, el efecto de Walnut es como un impulso que nos saca del letargo y nos ayuda a seguir avanzando en el proceso de la vida en forma natural y sin mayores esfuerzos, sino transitando el camino con alegría y liviandad.
 
El segundo aspecto del Nogal, es más fácil de identificar si tenemos en cuenta el grupo al que pertenece “ Hipersensibilidad a influencias e ideas”. Se relaciona con la permeablididad de las personas con respecto  a energías externas a las suyas. Esto es visible cuando por ejemplo alguien está con alguien que no esta en su mejor momento físico o emocional y, alguien más está en su compañía. Luego de un rato, la persona que no se encontraba del todo bien, empieza a mejorar su estado y el otro queda con la sensación física o emocional de la que se liberó el primero (ej: un dolor de cabeza, cansancio o tristeza, etc.). Esto es debido a la permeabilidad del campo magnético, que impide poner barreras ante la energía de otros e inconscientemente abre compuertas, siendo receptor de todo lo que le sucede al otro.
 
Es muy común esta permeabilidad también entre las personas que trabajan en contacto con otros: enfermeros, médicos, masajistas, terapeutas de distintas áreas que están en contacto con personas que vienen con problemas en lo físico o lo emocional.  Por eso esta flor proporciona una protección del campo magnético que ayuda a evitar que se mezclen las energías de otros con la propia. Es como una capa impermeable protectora que nos acompaña y actúa cuando inconscientemente nos abrimos y dejamos que otras energías nos penetren.
 
Tomarlo antes de ir a lugares donde sabemos que la energía puede estar cargada ( lugares donde la comunicación se vuelve tensa, o donde hay dolor y sufrimiento), nos proporciona una defensa de incalculable valor.
 
Walnut en definitiva, proporciona adaptabilidad a los cambios y protección energética.  Dos aspectos diferentes pero que pueden interactuar en determinadas situaciones que se relacionen con cambiar y protegernos en los cambios.
 
Walnut (Nogal) es la flor del sistema Bach que nos permite justamente lograr que estos cambios sean más fluidos, más placenteros y que los transitemos con alegría, sabiendo que cada transición nos conduce a una nueva etapa que seguramente nos ayudará a evolucionar.